Los pisos y losas de concreto se pueden clasificar dependiendo del tipo de uso, de consideraciones técnicas y del acabado. Adicionalmente el tipo de concreto elegido debe tener presentes los requerimientos y características de la clase de losa o piso a construir. Es fundamental considerar durante el diseño características como: resistencia al desgaste y al impacto, tipo de agregados, acabado y curado del concreto.

Proceso de acabado de una losa de concreto.

De acuerdo al ACI-302.1R-04 los pisos se pueden dividir básicamente en tres grupos; pisos monolíticos de una sola capa, pisos de dos capas y pisos súper planos (de capa sencilla o capa superior).

Dentro de los pisos monolíticos de una sola capa se pueden encontrar cinco (5) clases, las cuales se diferencian por alguna variación en resistencia y técnicas de acabado.

De acuerdo a la clasificación que hace el ACI 302.1R-04, este tipo de pisos cubren las clases 1, 2, 4, 5 y 6. Los pisos de dos capas, los cuales están clasificados en las clases 3, 7 y 8, se dividen a su vez en dos: pisos de capa superior no adherida a la losa base y pisos de capa superior adherida a la losa base. El tercer grupo corresponde a pisos de capa sencilla o capa superior (pisos de clase 9), los cuales son utilizados para ciertas instalaciones que requieren pisos extraordinariamente planos y a nivel.

A continuación se presenta una tabla donde se pueden encontrar las diferentes clases de pisos  con base en su uso pretendido y la técnica de acabado final sugerido, al igual que algunas consideraciones especiales para cada tipo.

Tabla 1. Clases de pisos con base en el uso pretendido y la técnica de acabado final sugerido.

Crédito: © ACI – 302.1R-04

Proceso de vaciado de concreto para pisos y losas de concreto

El proceso de vaciado de concreto para pisos y losas de concreto se puede realizar de varias formas. Entre los métodos más usados se encuentran: vaciado en franjas largas alternas y vaciado en forma de tablero de ajedrez.

La fundida de concreto por franjas tiene ventajas como: acceso a la zona de trabajo y espacio para la tubería de descarga. Cuando se utiliza este método es necesario crear juntas de contracción a intervalos de distancia específicos; dichas juntas se realizan transversalmente a lo largo de las franjas.

En el método de tablero de ajedrez, la descarga de concreto es más difícil, costosa y adicionalmente las juntas pueden no ser tan planas y presentar irregularidades. En la actualidad se recomienda evitar este tipo de vaciado para pisos y losas.

Vaciado del concreto por franjas o tiras.

Una vez iniciado el proceso de vaciado del concreto, se continúa con el extendido. La extensión del material es el acto de esparcir o distribuir uniformemente la mezcla en la superficie deseada. El proceso de extensión del concreto tiene dentro de sus finalidades evitar la segregación, generalmente es una actividad que se realiza manualmente con herramientas como palas, cucharas o azadones.

Proceso de extendido del concreto para la construcción de un piso.

Una vez todo el material se encuentra extendido se debe iniciar con el proceso de compactación, el cual debe garantizar la máxima remoción de aire atrapado en la mezcla. El método más usado para la compactación es la vibración, que puede ser interna o superficial. La vibración interna emplea uno o más vibradores que se introducen en diferentes puntos de la mezcla; la vibración superficial emplea una plataforma horizontal portátil en la cual se monta un elemento vibrante.

Una parte muy importante del proceso constructivo de pisos y losas de concreto es el enrasado. Esta actividad consiste en nivelar el concreto para obtener una rasante determinada y, es un proceso que puede realizarse de forma manual o mediante el uso de elementos mecánicos.

Proceso de enrasado, en el cual se busca que toda la placa tenga un determinado nivel o rasante.

Después del enrasado, se debe realizar el aplanado de la superficie. En este proceso se compactan las irregularidades del concreto superficial y se prepara la estructura para el acabado posterior. Dentro de las herramientas para realizar el aplanado se encuentran: llanas de mango largo, llanas de madera, llanas manuales y allanadores mecánicos, entre otras.

El aplanado inicial de una superficie de piso de concreto tiene lugar antes de que el agua de sangrado aflore a la superficie e imparta al concreto fresco una textura relativamente uniforme.

Finalizado el proceso de aplanado se continúa con la pulida, parte final de las operaciones de acabado de una superficie, la cual se puede hacer con pulidoras manuales, llanas tipo fresno o pulidoras mecánicas.

Es en este proceso donde generalmente se obtiene el acabado deseado, aunque posteriormente se debe garantizar un adecuado curado. El curado es fundamental para prevenir fisuras y grietas por contracción por fraguado y temperatura, adicionalmente es en esta etapa donde la superficie gana una mayor resistencia al desgaste.

Curado de una losa de concreto.

Para más artículos prácticos, visita nuestro blog y deja tu opinión en los comentarios sobre tu experiencia con los Cementos Cibao. Para más información, contáctanos a través de nuestra página.