Necesitarás
  • Cemento
  • Tarros viejos grandes y pequeños
  • botellas de plástico y vidrio (preferentemente con una textura chula)
  • opcional: pintura acrílica para decorar
  • Opcional: cinta adhesiva

Entradilla

¡Atención amantes del cemento! Hoy te enseñamos cómo hacer un práctico

portalápices de cemento que además de ser súper útil, dará un toque moderno

y minimal a tu escritorio. No necesitarás más que la mezcla de hormigón y algunas

botellas viejas con una textura chula y original

Recuerda que entre nuestras secciones de hogar puedes encontrar

accesorios de escritorio y un montón de botes y estuches para lápices para elegir.

Cómo hacer los portalápices

Lo primero que haremos será preparar la mezcla de cemento siguiendo las

instrucciones del fabricante. 
Luego prepararemos el molde usando las botellas de plástico (las cortamos por la mitad más o menos, según el tamaño que queramos para nuestros portalápices) y las limpiamos bien antes.
Si quieres, también puedes utilizar frascos o botes de cristal, aunque no es recomendable si no tienes mucha experiencia con el cemento.
Necesitarás una botella de 1,5 -2 L y otra de 0,5 L que irá colocada en el centro para hacer el hueco y poder meter los lápices. Coloca la botella pequeña dentro de la grande y vierte el cemento. Te recomendamos que lo hagas con otra persona: mientras uno de vosotros sujeta las dos botellas juntas, el otro va echando el cemento poco a poco.
Ahora deja que se seque bien el cemento durante uno o dos días como mínimo. Una vez que esté completamente seco, quita las botellas y, si quieres, decora tus portalápices con pintura. Nosotros lo hicimos con cinta adhesiva y pintura acrílica en amarillo, ¡quedó genial!.

Para más artículos prácticos, visita nuestro blog y deja tu opinión en los comentarios sobre tu experiencia con los Cementos Cibao. Para más información, contáctanos a través de nuestra página.